Fiesta grande 2020

Santuario de la purísima del valle del Elqui, celebró su tradicional fiesta patronal el pasado 09 de Febrero

Han sido siglos de historia en la localidad de El Tambo, donde año a año celebran su fiesta patronal en honor de la purísima del valle del Elqui, la que en el año 1992 fue coronada en una multitudinaria celebración donde se congregaron todas las parroquias del valle en la cancha del sector como la patrona de todo el valle del Elqui.

En este lugar, a 53 kilómetros de distancia de la ciudad de La Serena, la historia esta marcada con un contexto de valor histórico y patrimonial que adquiere gran importancia, pues existen datos desde el año 1575, para entender la situación histórica, social y cultural en la fusión de tres culturas, donde aparece el sentir religioso y la expresión devocional de nuestros antepasados, formalizando un modo vivir al celebrar y congregarse en torno a un sentimiento esencial de la fe y la solidaridad.

El sector era conocido como el Pueblo de Elque, a los pies del cerro Cotoc, el que en la actualidad se conoce como El Tambo, lugar en donde compartían los indios churumatas y diaguitas. En este lugar se marcó la primera manifestación católica con la llegada de los españoles, en donde por lo demás se fundó la primera parroquia del Valle del Elqui.

La fiesta este año, que tienen una duración de 10 días en total en los que se puede destacar algunos dedicados al medio ambiente, los adultos mayores, oración por chile, los migrantes, etc.

Se contó con diversas actividades, como una Master Class de Zumba con donde se iluminó con un espectáculo de luces el frontis del templo en la noche, un foro llamado “Servicio, humildad y caridad hoy” que incluyó personas desde el ámbito religioso, político y matrimonial, también cine bajo las estrellas, procesión eucarística por el pueblo, eucaristía de campaña en el sector de pueblo hundido con una posterior procesión de la imagen de la santísima virgen maría por el pueblo.

El sábado posterior a la liturgia de vigilia, se incluyó una presentación del grupo folclórico tierra elquina, posteriormente se contó con la presencia del cantante elquino, Diego chivato con temas andinos, donde se destaca una colaboración artística entre ambos, con el tema “Valle del elqui”, juntándose por primera vez en este lugar de encuentro de todo el Elqui. Finalmente, también hubo la presencia de bailes religiosos, todo esto frente a la imagen de la patrona del sector.

En la eucaristía el sacerdote, José Luis flores M, párroco del sector, destacó que el santuario es el lugar de encuentro de todo el valle del Elqui, y que han sido siglos de tradición, ya que vamos en camino a los 500 años, en donde se ha logrado mantener pese al paso en el tiempo. Agregó que ahí se presencia católica de todo el valle, y no significa que sea el lugar mas importante, sino que desde aquí comenzaron a expandirse las diversas fiestas a las localidades del Elqui, y por ello hay que estar muy agradecido. Al finalizar la misa, se realizó la procesión con la sagrada imagen de la purísima del valle del Elqui, donde fue acompañada con bailes religiosos de la región y los peregrinos, por la calle principal de la localidad, la cual es adornada por los vecinos para esta ocasión.

El domingo concluyó con su ultima actividad programada del día que era la misa del peregrino, donde este año tuvo la presencia de mas de mil peregrinos provenientes de diversas partes del valle, Chile y el mundo, contando con la ayuda del municipio, carabineros de chile y seguridad ciudadana para resguardar el orden publico y ayudar a los asistentes frente a cualquier problema o consulta en conjunto con el equipo de servicio del santuario.

Al finalizar la procesión, el director ejecutivo de la administración del santuario, Sebastian Tapia V, agradeció a todo su equipo y habitantes del sector, ya que, sin la ayuda de todos, esto no seria posible, y recalcó la importancia de agregar este año actividades culturales y deportivas y artísticas, ya que la iglesia debe ser un lugar abierto a todos, donde se puede acoger a cualquier persona que llegue al lugar sin excluir a nadie. Además, agregó que la presencia de los peregrinos y de los bailes religiosos es muy importante, ya que han hecho que año a año esta fiesta tenga vida y perdure en el tiempo. Además, instó a los asistentes a seguir orando por Chile, para que se creen puentes de dialogo y unidad, en los momentos que se viven.

Comparte esto en tus redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn